GTP Gran Trail de Peñalara... La travesía que rodea y asciende al techo de la Sierra de Guadarrama. Un clásico en las carreras de montaña en la Comunidad de Madrid. Hace unos años Felipe Treparriscos ideó un recorrido que incrementaba la distancia y el desnivel acumulados para que esa grandiosa vuelta alcanzase también otros rincones míticos del Guadarrama: las cimas de Peñota, Mujer Muerta, algunas cimas en Cuerda Larga, y entretenerse algo más por las entrañas de ese laberinto que es la Pedriza. Hace unas semanas Tito Parra y el que esto suscribe pensamos que era posible realizar ese recorrido en invierno. Así que, pertrechados con toda la ropa de abrigo que teníamos en el armario, nos lanzamos a por el reto. Lo que no imaginábamos es que lo que inicialmente iban a a ser condiciones invernales, por la presencia de nieve y hielo en el recorrido, iba a convertirse en une travesía en condiciones infernales en medio de un temporal, que nos obligó a recortar el recorrido y a tomar algunas decisiones difíciles. Al menos una cosa nos ha quedado clara: si se puede. Y lo volveremos a intentar. Esta es la crónica de nuestro primer intento. Son las 7.30 de la mañana y con unos churros de la churrería Teo en las entrañas Tito, David y yo le damos la espalda al Asador de Ángel, con los copos que caían a esas horas en la cara. Y no dejarán de hacerlo en todo el día… A veces reposadamente, como ahora; o con furia cada vez que nos aventuramos por las zonas más altas. No sopla viento y subimos tranquilos a Peñota, cada vez más nieve en el suelo con cada metro ganado, pero sin llegar a acumularse un gran espesor. Llegamos a cima sin más problemas pero nos las vemos en figurillas para pasar por el canchal que hay a su espalda. La nieve fresca esconde los huecos entre los bloques de granito y tomo el tramo está en unas condiciones muy delicadas que nos hacen extremar las precauciones. Cuando llegamos a la base de la Peñota podemos correr un rato a placer, pero al desviarnos de la cuerda en el descenso a La Panera perdemos el camino varias veces. Una vez en La Panera, y dadas las condiciones en lo alto, decidimos evitar la subida por la Mujer Muerta y recorremos el valle del Río Moros hasta que nos desviamos para ir a buscar el collado de Tirobarra. De nuevo nos perdemos y, esta vez, sí que lo pasamos realmente mal haciendo el jabalí entre las ramas de un raquítico pinar aterrazado en una ladera de una inclinación absurda… y después en el canchal infinito que viste la cara norte de La Pinareja. Las mismas penurias que en la Peñota, pero aderezadas ahora con un viento y un frío infernales. Salimos al cordal muy cerca de la cima de La Pinareja y descendemos dando tumbos hasta Tirobarra. No nos paramos ni a mirar, y viramos hacia el norte buscando la cabecera del Río Horcajos. Aquí se calma el viento y podemos disfrutar un rato mientras disfrutamos de la belleza de este apartado y poco visitado rincón. Pero la belleza y relajarse, en estas circunstancias, siempre esconden algún peligro, y nos llevamos un par de sustos con sendos resbalones en placas de hielo escondidas por la nieve fresca. Pero una vez que llegamos al carril forestal, de nuevo podemos disfrutar del trote en la nieve hasta llegar al Puente de la Cantina. Disfrute que se prolongará en el descenso hasta La Granja, a la vera del Eresma. Todo el camino hasta La Granja está nevado, pero hay menos nieve que en la vertiente madrileña de la sierra y se trota bien; pero se nos hace tremendamente largo el descenso, a pesar de lo bonito que está todo; sobre todo cuando nos toca hacer un par de kilómetros extra al saltarnos el desvío que nos lleva directos al centro. En la Granja nos espera Flor, con ropa seca, y el bar Castilla y Luisete con un caldo resucitamuertos. Hasta aquí nos han caído 42 km, íntegros en nieve, que hemos solventado en algo más de 6 horas y media. Según lo previsto David se queda aquí, así que hasta La Morcuera marchamos solos. Hablamos un rato con Luisete, que nos desaconseja subir a Peñalara. En La Granja luce el sol, pero toda la sierra sobre nosotros está envuelta en una muralla tremenda de nubes y las nubes lenticulares sobre nosotros sólo indican una cosa: lo de ahí arriba es un infierno. Así que decidimos retornar al otro lado de la Sierra por la vía más directa: el puerto del Reventón. Desde La Granja hasta el Puerto una empinada pista forestal nos lleva primero hasta Fuente Infante. Salimos de la Granja pisando asfalto pero ya en la pista retorna la nieve, que aquí a sotavento se ha acumulado en gran cantidad haciendo bastante penosa la progresión. Tanto que nos turnamos cada cinco minutos para abrir huella. Al llegar a Fuente Infante se complica la cosa. Cargamos agua en el hilillo que mana de la fuente y enfilamos el último tramo hasta el Reventón. Primero, nieve por los tobillos, luego por las rodillas, luego… Hasta el murete de piedra que acompaña al camino ha desaparecido bajo la nieve en algunos tramos. Lo pasamos mal abriendo huella hasta el mismo puerto, dónde la ventisca nos recibe como un puñetazo en la cara. Llegar hasta aquí, siguiendo todo el cordal desde Peñalara, hubiese resultado fatal y nos alegramos de nuestra decisión. Desde aquí hasta Rascafría es una delicia bajar por la nevada pista forestal, después del castigo precedente. Antes de las 17.30 horas estamos llegando a Rascafría y nos sentimos felices viendo todo el valle del Lozoya blanco y en paz. Arriba, hacia Cuerda Larga, las nubes siguen allí enganchadas. Nada más llegar, nos metemos en la primera cafetería y nos hinchamos a café y a todos los dulces que nos ofrecen. Todo ello con el lujo de la compañía de Sergio Luis Tejero y Jorge Cruz, que nos animan y nos procuran algo de ropa seca. Salimos de Rascafría anocheciendo. Hasta la Morcuera son 15 interminables kilómetros por pista, pero precisamente por ello, son mentalmente más relajados. Pero de relajarse nada, a los 5 kilómetros desde la salida de Rascafría ya la acumulación de nieve en el piso es importante y de nuevo regresamos a la rutina de ir abriendo huella alternativamente. En estos casos, el que marcha detrás descansa y también ahorra la luz de su linterna. Así se nos va pasando el tiempo hasta que por fin divisamos las luces de linterna y de los coches que nos aguardan en lo alto del puerto. La plana mayor de los Locos del Cerro, Víctor y, de nuevo, Sergio y Jorge, nos esperan allí. La oscuridad, los faros de los coches y el vocerío le dan a la escena el aire de una fiesta clandestina a la intemperie. Buenas noticias: Alberto e Isma, de los Locos, y Antonio Martín, nos acompañarán en el siguiente tramo, quizá el más complicado de la travesía. Se trata de llegar a Cantocochino, en el corazón de la Pedriza. El recorrido oficial del GTP desciende desde aquí a la Hoya de San Blas para acceder a la Pedriza por la gran Cañada. El recorrido del GTP150 se encarama a la Cuerda Larga y desciende a la Pedriza por Asómate de Hoyos y Peñas Linderas. Nosotros seguiremos este camino, pero de nuevo por cuestiones de seguridad por las condiciones del terreno, decidimos ir a buscar el collado del Miradero en vez del técnico camino de las Torres de la Pedriza y el collado de la Ventana. Así que, amparados por unos escoltas de lujo, encaramos la dura rampa de nieve que nos separa de la cumbre de la Najarra. Desde este momento, todo el camino se convierte en todo un reto de orientación sobre el terreno. Menos mal que llevamos GPS y rezamos todo el rato para que no se agoten las baterías. Progresamos muy lentos, por algunas zonas de nieve inestable y por los bloques de Bailanderos. Pero dónde la cosa se pone fea es en el enlace entre Asómate de Hoyos y el collado del Miradero. ¡Sólos por este terreno y en las condiciones infernales en que está, lo hubiésemos pasado muy mal! Llegamos por fin al collado del Miradero y ni siquiera nos damos cuenta de dónde estamos hasta que por fin hollamos el camino de descenso. Contentos con el hallazgo aligeramos el paso y bajamos todo lo rápido que podemos hasta el fondo de la Pedriza. Llegamos, por fin, a Cantocochino exhaustos; después de haber invertido más de 5 horas en recorrer unos escasos 15 kilómetros que nos separan de la Morcuera, la mayoría de ellos en descenso. Son ya las 2 de la mañana pasadas y no saldremos de aquí hasta las 3. Aquí, de nuevo, disfrutamos de la hospitalidad de los Locos y también de Raul Lara y su furgoneta. Estamos tan cansados y empapados, que cuando entramos en ella nos da la impresión de haber sido abducidos por un OVNI. Nos cuesta muchísimo abandonar la furgo, pero no hay otra. Al menos de nuevo estamos secos, pero sopla una aire fino que se nos mete dentro y que no hará sino crecer según nos vamos acercando a nuestro siguiente destino: la cima de La Maliciosa, muy, muy lejos y 1300 metros por encima de nosotros. Para el siguiente tramo nos apena no contar con Alberto e Isma, pero Antonio sigue con nosotros y ahora se nos une Francisco Javier Canales. Marian, su pareja, está también en Cantocochino y nos estará esperando en el Puerto de Navacerrada. Amo a la Maliciosa, la veo todos los días desde mi casa y me encanta encaramarme a sus faldas. Pero esta vez, los casi 10 km que nos separan de su cima se me van a hacer interminables. Empiezo a sufrir la falta de sueño y voy como un zombi. El tramo final, desde el collado de las Vacas, es una auténtica pesadilla. No reconozco ni el camino. Pero la torrija me va a durar poco porque al llegar a la cima, en la que permanecemos lo justo para hacernos una foto, nos sorprende un viento gélido que despeja cualquier resto de sueño. Bajamos rápido hasta el collado del Piornal y durante toda la subida a Bola el viento no cede ni un ápice. En algún momento llego a preocuparme por los dedos de mis manos. Si de Maliciosa hemos bajado rápido, de Bola bajamos volando, hincando los pies en una profunda capa de nieve fresca. En un suspiro llegamos al Puerto de Navacerrada, poco antes de las 7 de la mañana. Decidimos esperar allí hasta que abran las cantinas y poder tomarnos un café, así que se nos hace interminable la media hora larga de espera. No hace mucho frío, 0 grados, pero nuestro cuerpo, ya bastante debilitado, acusa las bajas temperaturas. Por fin, podemos tomar algo caliente y sentarnos a deliberar cual será el siguiente paso. Llevamos ya 24 horas justas de travesía y los plomos muy fundidos. Durante este día completo no hemos tenido ni un solo momento de reposo en lo meteorológico. 24 horas de frío y de viento ininterrumpidas. 24 horas pisando nieve continuamente, a ratos con espesores muy serios. Estamos ya muy cansados. Pero no es el cansancio lo que nos hará darle un prematuro fin a la travesía. Tito lleva unas molestias terribles en una rodilla, una probable tendinitis, y no hay ninguna necesidad de seguir sufriendo y arriesgar una lesión seria. Tampoco tenemos nada que justificar, este juego lo hemos inventado nosotros y nos sentimos libres de cambiar las reglas a nuestro antojo. Y además, estamos tremendamente orgullosos de dónde hemos llegado con las condiciones que nos hemos encontrado. Así que, sin más, renunciamos a Siete Picos y Peña Águila y salimos del Puerto de Navacerrada para agarrar el camino del Calvario. En dos horas largas estamos encarando la puerta del Asador de Ángel, de donde partimos hace 26 horas y media, rodeados de nuestros amigos y nuestra familia. Estamos cansados, pero felices. El que quiera, que lo repita…
UN TERCER AÑO DE CONSOLIDACIÓN Desde su nacimiento en 2014, el Spain Ultra Cup ha experimentado un crecimiento exponencial hasta convertirse, indiscutiblemente, en el circuito de referencia a nivel nacional. La unión de varias de las mejores carreras de España y el trato igualitario a todos los corredores, han causado que el circuito haya sido un éxito en cada una de sus ediciones. En 2016, el Spain Ultra Cup Aml Sport HG dio un paso más para dividirse en dos circuitos: el tradicional de ultradistancia y el de distancias Ultra M (42-69 kilómetros acorde a los criterios de la ITRA). Si en 2015 el SUC fue ya el circuito nacional con mayor seguimiento contando con 58 finishers, 2016 ha contado ya con la participación de 78 finishers de al menos 3 carreras en el apartado de ultras, a los que habrá que sumarle los que cumplan también con el mínimo de tres carreras en el Spain Ultra Cup ‘M’ tras la celebración de la UCAM Falco Trail HG, última parada del año. La temporada arrancó en el mes de marzo en la Transgrancanaria HG, con la modalidad Advanced y la Maratón como primeros protagonistas del circuito. Siguió a finales del mes de abril con la fiesta del trail de Castellón, Penyagolosa Trails Sport HG, que con la CSP y la MiM continuaron con el impulso al circuito. La sierra de Guadarrama tomaría el testigo a finales del mes de junio, con el Gran Trail de Peñalara como tercera cita del año. Luego, ascenderíamos hasta más de 3.000 metros de altitud con la Ultra Sierra Nevada y la USN Trail, descubrimos las zonas más bellas del Pirineo con la Classic Trail y la Maratón de Ultra Cerdanya, nos enamoramos de Alquézar y de la sierra de Guara con la Ultra Trail Guara Somontano Sport HG, alucinamos y sufrimos con la dureza de la Ultra y la Long Trail de la Apuko Extrem, para acabar terminando entre camellos, volcanes y el paisaje lunar de la Ultra y la Maratón de la Haría Extreme. Y, por si fuera poco, la UCAM FalcoTrail HG pondrá la guinda al Spain Ultra Cup M en Cehegín este domingo. Este año, y como novedad, el Spain Ultra Cup premiará, además de a los mejores del año, acciones puntuales y comportamientos ejemplares que han tenido varios de sus protagonistas durante el año. En la ceremonia de clausura del circuito, se repartirán estos premios como reconocimiento y recompensa a los siguientes corredores: GRAN PREMIO LOBO IBÉRICO A la constancia: David Pérez y Salva Rambla A la fidelidad: Juan González A la deportividad: Cristóbal Colón Al más combativo: Remi Queral A la superación: Lola Bermúdez CLASIFICACIÓN VETERANA FEMENINA (+ 40 AÑOS) 1. EstherHernández 2. TeresaForn 3. YolandaFernández 4. AliciaChaveli 5. SusanaMingol CLASIFICACIÓN VETERANA MASCULINA (+ 45 AÑOS) 1. JuanjoLarrotcha 2. JoséManuelLeón 3. JoséRafaelHernández 4. JoséMaríaGarriga 5. JeanNöelHuillery CLASIFICACIÓN GENERAL FEMENINA 1. MaríaMercedesPila 2. NicolaBrown 3. EstherHernández 4. BelénAgut 5. TeresaForn CLASIFICACIÓN GENERAL MASCULINA 1. SebasSánchez 2. RemiQueral 3. JoséDavidLutzardo 4. AlexFraguela 5. XaviLlamas WAA, NUEVO PATROCINADOR PRINCIPAL DEL CIRCUITO
Muy buenas. Nos lanzamos de lleno a la gran aventura que es el #Gtp2017 con el #Teaser realizado por RECmountain que nos hará sentir cosquillas en el estómago.
Muy buenas, desde la organización del #GranTrailPeñalara queremos desear mucha suerte a tod@s los participantes que hoy pueden estar en #Chamonix. Es grato ver como los puntos que obtuvieron en el #GTP2015 les han servido para poder conseguir su sueño, estar en la salida del #UTMB2016, #TDS2016, #CCC2016, #OCC2016, #PTL2016 Algun@s estaréis ya en faena, el resto comenzaréis en pocas horas. A tod@s disfrutar mucho, la vida nos ofrece regalos como este que no hay que desaprovechar. Si queréis seguir la prueba en directo conectaros a www.ultratrail.tv en Live Spanish y el Sr. Depa nos tendrá a la última en lo que suceda. Por cierto, también podéis pasaros por los distintos stam que tienen la Spain Ultra Cup Transgrancanaria PenyagolosaTrails Ultra Sierra Nevada SportHG ... https://youtu.be/AIVeaxQE-9g
Un año mas la Western States #Endurance #Run nos incluye en su lista de carreras clasificatorias para el año 2018 Si te interesa participar en esta mítica carrera visita su web www.wser.org o mira su página de facebook Western States Endurance Run Un viaje increíble para ser finisher de una #MiticaCarrera y querer conseguir su hebilla.


PATROCINADORES OFICIALES

CLUB COLABORADORES



     


ORGANISMOS PÚBLICOS COLABORADORES